Diego Conesa: “Si la Comunidad Autónoma no contrata a 1.500 profesores más para el inicio de curso cometerá una irresponsabilidad histórica”

          ENTREVISTA

El secretario general del PSOE-RM repasa los temas de actualidad más candentes durante su visita a Cieza

Javier Gómez Bueno

Diego Conesa (Fuente-Álamo, 1973) es el actual secretario general y portavoz parlamentario del PSOE en la Región de Murcia. Anteriormente fue concejal y alcalde de Alhama de Murcia, municipio al que se trasladó con 19 años; delegado del Gobierno; y vencedor de las últimas elecciones regionales, aunque el pacto entre PP y Cs, con el apoyo de Vox en la sombra, le privó del cetro de San Esteban.

Hijo de un agricultor y ganadero que tuvo que emigrar a Alemania y una hostelera y comerciante, sus orígenes humildes le llevaron a compaginar los estudios de Derecho, en su juventud, con el trabajo en la agricultura, la construcción y la hostelería. Un hecho que “ha logrado que sea capaz de empatizar con la clase obrera”, destaca Conesa. Padre de dos hijos adolescentes, se declara un apasionado de la lectura y de la naturaleza. Siempre que puede no desperdicia la ocasión para dar grandes paseos al aire libre donde se relaja de la estresada vida política. “Soy una persona de gustos austeros”, se autodefine.

El líder socialista ha visitado esta semana Cieza con el Covid-19 como elemento vertebrador: quería conocer de primera mano la situación epidemiológica en la localidad, que considera como “buena” en comparación con otros municipios de la Región; y apreciar cuáles son los problemas que plantea el inicio de curso escolar con la amenaza de los rebrotes latente.

Pregunta: Hace poco más de un año estuvo a punto de ser presidente regional tras más de dos décadas y media de gobierno del Partido Popular. De hecho, su partido fue el más votado pero la alianza entre los populares y Cs lo evitó. ¿Cómo vivió esta circunstancia? ¿Sintió que fue una oportunidad perdida?

Respuesta: En realidad, si fue una oportunidad perdida, principalmente por la higiene democrática que necesita la Región de Murcia. Esta tierra necesita un cambio y una regeneración. La responsabilidad de ello recae en Ciudadanos, ya que no cumplió su compromiso con la regeneración por la que supuestamente abogaban.

P: ¿Cómo calificaría la gestión de PP y Cs en el gobierno regional?

R: Existe un problema de raíz. Este es un gobierno incapaz de asumir sus responsabilidades y sus competencias. Es un gobierno irresponsable e incompetente que se dedica a ‘echar balones fuera’, responsabilizando principalmente al Gobierno de España de todo. La Sanidad y la Educación es competencia de ellos desde hace más de 20 años y en estas materias algo tiene que decir el Gobierno de López Miras.

Además, este gobierno depende en exceso del matiz que le quiera dar la extrema derecha de Vox. Se ha apreciado en diversas medidas como con el veto parental y en la incapacidad de llegar a acuerdos con el principal partido de esta Región, que es el PSOE. En el único momento en el que se ha podido ver cierta predisposición, gracias a Ciudadanos, ha sido con la Ley de Protección del Mar Menor, y ahí se ha visto el compromiso y la voluntad del PSOE para llegar a acuerdos para la Región. Este gobierno está totalmente condicionado por Vox; se siente más cómodo con ellos y la única regeneración que se está dando es ‘al estilo Vox’, y ya sabemos lo que ello conlleva.

P: Actualmente, ¿sería posible un acuerdo con Ciudadanos para gobernar en la Región de Murcia?

R: Ese acuerdo no lo quiso Cs en 2015 cuando se lo ofrecimos en pos de la regeneración y la estabilidad. La puerta no está cerrada, pero todo depende de ellos. Ciudadanos tiene que saber lo que ‘quiere ser de mayor’, si quiere ser algo y evitar la desaparición. Ahora mismo, el PSOE es la única alternativa de esa regeneración que pide la ciudadanía.

P: ¿Qué cambios aportaría el PSOE si ostentara el gobierno de la CARM? ¿Qué propone?

R: Lo primero y más importante que puede aportar mi partido es un cambio de personas y de políticas, el giro que demanda y necesita esta Región por higiene democrática. Además, aportaría otra dinámica de generar propuestas y de negociación con el Gobierno de España para los asuntos fundamentales de la Región, a través de también del impulso de la sociedad civil para conseguir los fondos de la Unión Europea. Y una colaboración efectiva y real con los ayuntamientos de manera leal, porque es imprescindible para salir hacia adelante entre todos.

En la actualidad, existe una confrontación constante con los consistorios que no son del mismo color que el Gobierno regional. Por tanto, esta confrontación es un lastre para salir de la situación en la que nos encontramos: con una deuda de 10.000 millones de euros. De esta forma, se traslada una imagen penosa del gobierno y de la Región. Yo sufro mucho cuando hablo con el presidente, Pedro Sánchez, y con algunos ministros y me preguntan qué clase de gobierno tenemos en Murcia. El Gobierno regional no genera confianza cuando llega a acuerdos porque luego cambia de opinión. Definitivamente, hay un exceso de clientelismo, claro y nítido, que coarta a la Región y no permite que explote todas sus potencialidades.

P: ¿Considera que Cieza recibe una contraprestación suficiente en cuanto a financiación, subvenciones o ayudas de la CARM en relación a su peso poblacional en la Región de Murcia?

R: El problema es que no se prima desde el gobierno una cohesión territorial. No se busca la colaboración, que en el caso de Cieza está muy bien ofrecida por su alcalde, Pascual Lucas. El Gobierno autonómico no tiene una visión de Región en la que, además, Cieza es clave como elemento vertebrador en la cohesión de tres espacios que la necesitan: el Altiplano, el Noroeste y la Vega Media y Alta del Segura. Y esa posición de cohesión territorial se le tendría que valorar a Cieza.

P: ¿Qué opinión tiene de Cieza en general? ¿Y del gobierno municipal de Cieza en particular? ¿Cómo valora la coalición entre PSOE e IU-Verdes en la localidad?

R: En primer lugar, habría que decir que Cieza es un municipio con una personalidad definida por la geografía, la orografía y la actividad económica. Y eso se refleja en su iniciativa y su impronta. La diversidad que existe en la Región de Murcia nos enriquece como sociedad.

En relación a la otra cuestión, el Gobierno de Cieza ha demostrado que es vanguardista y un referente regional en políticas turísticas, agrarias y de comercio. La coalición entre PSOE e IU-Verdes ha demostrado ser una de las coaliciones más serias que hay, que coincide en la aplicación de las políticas, porque lo importante no es visualizar el gobierno sino las políticas comunes. La demostración de que esta coalición funciona bien la tenemos en que apenas se habla de la misma.

P: En los ciudadanos se aprecia cierto desapego hacia la clase política, ¿cómo les convencería de que los políticos son necesarios y les animaría a cambiar de opinión?

R: Entiendo y comprendo que parte de la ciudadanía pueda pensar así, sobre todo viendo las peleas y las broncas que se han producido en una situación epidemiológica como la que estamos viviendo. Sin embargo, desde el PSOE hacemos crítica pero ofrecemos una alternativa. Yo no quiero confrontaciones, doy propuestas, ofrezco alternativas. Hay que tender la mano porque la mayoría social quiere certidumbre y se deben hacer políticas que la trasladen a la sociedad. Un ejemplo: cuando se dio la posibilidad de que las CCAA pudieran decretar el Estado de Alarma para circunstancias concretas lo primero que anuncié fue el apoyo expreso del PSOE al Gobierno regional, en el caso de que lo solicitase, para que tuviera esa tranquilidad necesaria en política. La mayoría social quiere seguridad, confianza y no está por dinámica de la crispación que podemos ver en ocasiones en las redes sociales y en la política.

P: La sociedad observa que los políticos regionales están muy condicionados por la cúpula nacional de los partidos, ¿usted sería capaz de disentir y desobedecer las directrices nacionales de su partido si la Región de Murcia se ve perjudicada por ellas?

R: Sí, sin lugar a dudas. El interés general de la Región de Murcia siempre estará por encima de los intereses de partido. En ese caso, dichas directrices tendrían mi oposición frontal; aunque en este aspecto estoy tranquilo porque el PSOE siempre ha sido un partido de mayorías que ha velado por el interés general. Fernando López Miras ha prometido lo mismo, y así es como debería actuar.

P: En la Región de Murcia se va a producir la vuelta a las aulas de manera semipresencial en algunas etapas y tras la anunciada contratación de 800 profesores extra para más de 600 centros educativos ¿Considera que con estas medidas se garantiza la seguridad de la comunidad educativa? ¿Serían necesarias más medidas?

R: El punto de partida para garantizar un mínimo de equidad educativa y, sobre todo, la seguridad sanitaria es la contratación de más docentes para reducir los ratios. El PSOE hizo una propuesta en julio en la que planteábamos la contratación de 1.500 profesores. Otras CCAA sí han hecho los deberes y van a contratar más profesorado como es el caso de Castilla-La Mancha con 2.000, la Comunidad Valenciana con 4.500 y Madrid con 11.000. Esto no puede ser. Esta medida educativa es la mayor irresponsabilidad que ha realizado este gobierno y va a provocar graves secuelas educativas y sociales. Además, todavía no le hemos denunciado pero esos 300 profesores más que se anunciaron hace poco para llegar hasta los 800 nuevos contratados son un compromiso verbal que han asumido con la educación concertada. Vamos a fiscalizar el dinero que le ha entregado el Gobierno de España a la Comunidad Autónoma y a seguir exigiendo que se contraten más profesores para revertir este error histórico. La consejera de Educación no se ha reunido con la Federación de Municipios, solo con los centros concertados y con los alcaldes del Partido Popular.

P: El Mar Menor está agonizando, ¿cree que la situación es reversible?¿Se están tomando las medidas correctas o considera que se deben tomar otras?

R: Sí es reversible, pero hay que tomar medidas valientes. En 10 años lo que ahora es una amenaza podría ser una oportunidad para el turismo y la agricultura sostenible de la Región de Murcia. Para eso hay que cumplir las medidas que hemos introducido en la Ley del Mar Menor, y que vamos a exigir que se cumplan. El principal problema que ha sufrido el Mar Menor es que no se han cumplido las leyes, mientras que otras se han derogado en estos últimos 25 años. Esto es lo que se ha revertido con la nueva ley. Entre las medidas adopatadas destacan la franja especial de protección adicional en los primeros 1.500 metros y las hojas de ruta para actuar en el urbanismo y la agricultura. Esta última es una oportunidad a medio y largo plazo para la agricultura del Campo de Cartagena y de la Región de Murcia. Si matamos el Mar Menor mataremos la agricultura de toda la Región de Murcia.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario