Detenidas dos personas por robar en una decena de gasolineras y empresas de Cieza y Jumilla

Algunos de los robos se cometieron con la técnica conocida como ‘butrón’

Crónicas de Siyâsa/Guardia Civil

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación ‘Boquerel’, una investigación que se inició en 2018 para esclarecer una serie de robos con fuerza cometidos en estaciones de servicio y empresas de Cieza y Jumilla, que ha culminado recientemente con la localización de dos personas a las que les han sido instruidas diligencias como presuntas autoras de nueve delitos de robo con fuerza.

La investigación se inició en mayo de 2018, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento del robo con fuerza cometido en una estación de servicio de Cieza. Desde esa fecha y hasta el mes de agosto del mismo año, otra serie de robos se fueron sucediendo en estaciones de servicio y empresas de venta al por mayor de productos ubicadas tanto en el municipio de Cieza, como en el de Jumilla. Especialistas en Policía Judicial de la Benemérita recabaron de cada uno de los escenarios delictivos numerosos indicios que les permitió concluir que los robos podían haber sido cometidos por las mismas personas.

Los investigadores pudieron constatar que los sospechosos habían accedido pertrechados de capuchas y guantes, violentando las puertas o las cerraduras y, en algún caso, practicando butrones u oquedades en las paredes de los establecimientos. Una vez dentro, se ‘hacían’ con todo tipo de material de fácil salida en el mercado negro, como ordenadores, teléfonos y también con la recaudación de las cajas recaudadoras, cajas fuertes o máquinas expendedoras.

Robaron hasta dos veces en un mismo establecimiento

De esta forma llegaron a asaltar hasta nueve establecimientos, algunos de los cuales fueron objetivo reiterado, llegando a robar hasta en dos ocasiones en un mismo local en un corto espacio de tiempo.

El modus operandi empleado, la continuidad de los robos, así como la actitud de tranquilidad con la que aparecían en alguna de las imágenes grabadas por los circuitos de videovigilancia de las empresas, hizo sospechar a los agentes que podía tratarse de experimentados delincuentes.

Tras una labor investigativa de dos años, basada en el análisis y los diferentes cotejos de toda la información recabada, la Guardia Civil los ha localizado en Coslada (Madrid) y en Santa Pola (Alicante). Se trata de dos varones, de nacionalidad española, de 54 y 37 años –uno de ellos con un abultado historial delictivo– a los que se les atribuye la presunta autoría de nueve delitos de robo con fuerza.

Según se desprende de la investigación se desplazaban desde la provincia de Alicante, a la que regresaban después de asaltar los establecimientos en la Región de Murcia, seleccionando vías rápidas de comunicación por las que huir sin ser detectados.

Para cometer los robos empleaban martillos de grandes dimensiones y patas de cabra y, en algún caso, para evitar las medidas de seguridad de algunos locales, también utilizaban la técnica conocida como ‘butrón’, que consiste en practicar una apertura en alguna de las paredes del edificio.

La operación ‘Boquerel’ ha culminado, dos años después de su inicio, con el esclarecimiento de nueve delitos de robo con fuerza cometidos en estaciones de servicio y empresas de venta de materiales y alimentación al por mayor, ubicadas en los municipios de Cieza y Jumilla. Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición de los juzgados de Instrucción de Cieza y Jumilla.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario