Desarticulada una organización criminal que robó joyas y dinero en una vivienda de Cieza

La operación se ha saldado con la detención de tres personas, a las que se les atribuyen 15 hechos delictivos en Cieza y en localidades de otras provincias

Crónicas de Siyâsa/Guardia Civil

Efectivos del Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Albacete,  en el marco de la operación “ALTURAS”, ha detenido a  los tres integrantes de una organización criminal dedicada a cometer robos en viviendas habitadas de la provincia de Albacete y otras limítrofes, de las que sustraían principalmente joyas y dinero en efectivo. Entre las viviendas robadas se encontraba una de Cieza.

Hasta el momento se han esclarecido 15 robos con fuerza en viviendas, aprovechando sus autores la ausencia temporal de sus moradores, cometiéndose  10 de ellos en la provincia de Albacete y los 4 restantes en las provincias de Alicante, Ciudad Real, Murcia y Valencia. 

Detenidos

Los detenidos, de 34, 35 y 36 años, todos ellos de nacionalidad extranjera, se encontraban asentados desde hace varios años en Albacete, contando todos ellos con antecedentes policiales por hechos similares a los investigados.

Investigaciones

Las investigaciones comenzaron en el mes de febrero de 2020, tras detectarse unos robos, con el mismo patrón delictivo, en viviendas de varias localidades de la  provincia de Albacete, donde sus autores, aprovechando la ausencia de los moradores accedían a los inmuebles para sustraer principalmente dinero y joyas.

Tras el análisis de estos robos, en base a las denuncias, las inspecciones oculares realizadas en las viviendas afectadas, así como por otra serie de gestiones, los agentes encargados de la investigación observaron un idéntico modus operandi, coincidiendo en todos ellos varios indicios y vestigios que hacían pensar que se trataba de los mismos autores.

Durante los meses que ha transcurrido las investigaciones, la Guardia Civil pudo comprobar la implicación de al menos cuatro personas, que conformaban una organización criminal perfectamente estructurada, donde uno de ellos ejercía las labores de jefe, organizando y repartiendo las tareas de los demás miembros, mientras el resto elegían los objetivos o víctimas y posteriormente materializaban los robos.

Modus operandi

Antes de materializar los robos, los autores se desplazaban a los lugares previamente elegidos, normalmente zonas ubicadas en los extrarradios de las poblaciones o zonas aisladas, donde realizaban unas vigilancias previas para conocer los hábitos o costumbres de sus moradores y así elegir los mejores horarios para acceder a ellas sin riesgo a ser descubiertos. En algunos robos, los detenidos llegaron incluso a realizar seguimientos sobre los moradores, para conocer estos horarios y rutinas.

En los robos, que se consumaban en escasos minutos, lo detenidos, accedían a las zonas altas o patios interiores de las viviendas mediante escalo, para seguidamente acceder al interior tras forzar puertas o ventanas. Una vez en su interior, registrar la totalidad de la vivienda, de donde sustraían dinero o joyas, principalmente, y de forma ocasional enseres y otros objetos de valor.

Una vez consumado el robo, los autores procedían al reparto de los efectos sustraídos para su posterior venta en el mercado ilícito. La venta de las joyas la realizaban de forma escalonada y en pequeñas cantidades, en establecimientos habilitados de compra de oro, con el fin de no levantar sospechas.

Técnica del impresioning

En los últimos robos, la Guardia Civil detectó la incorporación a la organización criminal desmantelada de una persona especializada en acceder a los inmuebles por el novedoso método de impresioning, utilizando para ello sofisticados dispositivos para la copia de los dientes y marcas de la llave mediante la impresión en unas varillas de aluminio, lo que no levantaba sospechosas iniciales al no dejar rastro de forzamiento.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario