¿Cómo cocinar ‘huevos escondidos’?

Todas las semanas podréis averiguar cómo se elaboran las más célebres recetas cocinadas en los fogones ciezanos

Crónicas de Siyâsa

Las cocinas ciezanas han hervido durante generaciones con nuestras recetas tradicionales. Muchos estómagos se han llenado con ingredientes de la tierra cocinados con maestría e ingenio por las manos de nuestros antepasados. Esta es ‘huevos escondidos’.

Ingredientes:

1 docena de huevos de codorniz

125 gramos de carne de pollo y pavo picada

Huevo batido

Pan rallado

Pimienta molida

Aceite de oliva suave

Sal

Modo de elaboración

Primer pasosalpimentar la carne picada

Comenzamos salpimentando la carne picada. La podemos comprar de pollo o de pavo solo, pero resulta más sabroso y jugoso mezclarlas. El cerdo lo descartamos porque esta “albóndiga” debe quedar con sabor fino, al igual que la ternera que no la incluimos porque es demasiado fuerte su sabor. Mezclamos y reservamos.

Segundo pasolos huevos

En un cazo ponemos agua a calentar y cuando rompa a hervir echamos la docena de huevos. Dejamos cocer tan sólo cuatro minutos y estarán listos para apartar. Una vez pasado este tiempo los sacamos del agua caliente para cortarles la cocción y esperamos que se enfríen para pelarlos con cuidado de no romperlos.

Tercer paso: escondemos los huevos

Cogemos un montoncito de carne picada y la colocamos en la palma de la mano, extendemos con una cuchara procurando que no quede una capa gruesa de carne.

Colocamos en el centro el huevo de codorniz pelado y lo tapamos con la carne picada, quedando una fina capa carne envolviendo y escondiendo el huevo.

Cuarto paso: rebozamos

Pasamos por huevo batido y pan rallado, reservamos.

Si queremos conseguir un rebozado más crujiente lo pasamos por huevo, harina y pan rallado, pudiendo pasarlos de nuevo por todos estos ingredientes resultando un rebozado más grueso. También se le puede añadir frutos secos al rebozado.

Quinto paso: freímos

Tan solo nos queda freír en abundante aceite de oliva suave para que no deje sabor en nuestros huevos escondidos.

Cuando estén dorados los ponemos sobre papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite.

Presentamos en una fuente con una base de lechuga cortada en juliana.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario