Carlos Arenas: “Cieza puede evitar el retroceso a la Fase I si disminuyen las reuniones sociales y familiares”

ENTREVISTA

Según el gerente del Hospital de la Vega Lorenzo Guirao, en esta segunda ola en la localidad “aún no tenemos que lamentar fallecidos pero puede haberlos en un futuro próximo si seguimos así”

Javier Gómez Bueno

Carlos Alberto Arenas Díaz nació en Madrid pero se crió en Murcia. Es médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y experto en Gestión Sanitaria en la cual lleva trabajando 30 años en diferentes puestos directivos en la Sanidad Pública en Murcia, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha. En Murcia fue gerente del Hospital Morales Meseguer, del Hospital Rafael Méndez de Lorca y subdirector médico en el Hospital Virgen de la Arrixaca. Además, en Alicante ha sido gerente de los Hospitales de San Juan, Elche, Elda y Orihuela. Asimismo, en Toledo fue gerente del Complejo Hospitalario compuesto por los cuatro hospitales de Toledo. Actualmente es gerente del Área IX de Salud de la Región de Murcia, que incluye el Hospital de la Vega Lorenzo Guirao de Cieza. También es vicepresidente de la Fundación Economía y Salud. En el ámbito persona le apasionan las motos y la poesía, de la que ha publicado un libro.

Pregunta: En las dos últimas semanas, en el Área IX de Salud han aumentado considerablemente los casos positivos de covid-19, ¿a qué considera que se debe este aumento? ¿Está relacionado con el incremento de pruebas PCR que se realizan ahora con respecto a las que se practicaban en los inicios de la pandemia?

Respuesta: En parte sí, porque tenemos los test rápidos de antígenos que en los centros de salud nos están detectando muy rápidamente los nuevos casos. Además estamos realizando cerca de 200 PCR’s diarias en el punto covid, mucho más que antes. Pero el incremento de casos es real, y salvo casos agrupados en algunas empresas hortofrutícolas del área, que fueron rápidamente controlados, la inmensa mayoría son agrupaciones de casos familiares y de amigos que se contagian al reunirse de un caso índice que suele ser asintomático o pausintomático.

P: ¿En qué situación actual se encuentran los centros de salud Este y Oeste de Cieza y el Hospital de la Vega Lorenzo Guirao? ¿Cómo es la coordinación entre los centros del Área IX y la Consejería de Salud?

R: La situación es de trabajo duro, sobre todo, porque ambos centros de salud está en el nivel rojo de la escala que establece la Consejería de Sanidad de Murcia.

El Hospital tiene capacidad para atender hasta 28 pacientes en la planta covid. Hasta ahora la ocupación máxima ha sido de 11, pero es probable que suba en las próximas semanas. Respecto al resto de servicios estamos intentando recuperar actividad que quedo parada durante el confinamiento. Con la Consejería de Salud el contacto es permanente y también lo es con las corporaciones locales con las que nos reunimos con frecuencia.

P: ¿Cómo evoluciona la pandemia en los distintos municipios (Cieza, Abarán y Blanca) del Área IX de Salud? ¿Cuáles son las diferencias más importantes?

R: La incidencia es mayor en Cieza, debido a su mayor densidad poblacional estamos en fase roja. Es decir, de transmisión comunitaria muy alta con más de 25 casos por cada 10.00 habitantes. Concretamente, a 21 de octubre estábamos alrededor de los 35 casos por 10.000 habitantes acumulados en siete días. En segundo lugar, Abarán está en fase naranja y más controlado, con 18 casos por cada 10.000 habitantes en los últimos siete días; y Blanca, está en fase amarilla con una incidencia muy baja respecto a los otros dos municipios, sólo unos cinco casos por cada 10.000 habitantes en los últimos siete días.

P: ¿La entrada del otoño influye en la evolución de los contagios? ¿Está demostrado?

R: Parece que el virus se trasmite igual con frio que con calor. El incremento de casos actuales tiene que ver más con que estamos en esa fase de transmisión comunitaria y hay mayor prevalencia del virus en la población, por lo que es mucho más frecuente contactar con un positivo y que se multipliquen los contactos. Además, ahora las familias y amigos se reúnen más en el interior de las casas y locales lo cual favorece aún más la transmisión.

P: ¿Cómo valora la actuación de los sanitarios del Área IX de Salud durante estos meses, sobre todo en septiembre y octubre? ¿Se están viviendo situaciones especialmente duras tanto emocional como laboralmente?

R: La actuación el personal es excelente y actúan con gran profesionalidad. No hemos llegado a tener la presión asistencial de otras áreas en el hospital, aunque sufrimos el estrés de la primera ola en marzo al ser algo nuevo que generaba mucho miedo y por la escasez nacional de equipos de protección que paliamos en nuestra área gracias a mucha ayuda de donaciones y fabricación de la sociedad civil y empresas. Ahora sabemos mejor como protegernos y combatirlo. Pero aún tenemos problemas por el exceso de trabajo que supone para la atención primaria el seguimiento de pacientes covid y sus contactos.

P: Recientemente, tanto las autoridades sanitarias como las municipales han informado que temen que Cieza retroceda a la Fase I, ¿considera que se llegará a ese extremo? ¿Cómo valora la situación actual del municipio?

R: El paso a Fase I depende del Consejo de Gobierno en base a los informes de la Consejería de Sanidad y dependerá de si se mantiene la alta incidencia de contagios en Cieza en el tiempo. La situación actual de contagio comunitario es alta, pero como he comentado centrada en familias y relaciones sociales. Si bajásemos los contagios las semanas que vienen debido a una mayor conciencia del riesgo de contagio que disminuya las reuniones familiares y sociales se podría evitar la Fase I. Respecto a esta segunda ola en Cieza aún no tenemos que lamentar fallecidos pero puede haberlos en un futuro próximo si seguimos así.

P: En las últimas fechas el trabajo sanitario se ha acumulado debido a la expansión de la segunda ola de la pandemia, ¿se encuentran saturados? ¿Pueden atender a todos los pacientes, tanto de covid-19 como al resto?

R: En el hospital no estamos saturados por ahora. Hay más presión actualmente en la planta de medicina interna normal con pacientes no covid. Como he comentado, la planta covid tiene 14 habitaciones que podrían usarse para atender hasta 28 pacientes de capacidad. Nos mantenemos en cifras de 11 ingresados o menos, aunque aumentarán si siguen aumentando los casos. En el resto de servicios tratamos de mantener y aumentar la actividad para recuperar la actividad pérdida durante el confinamiento, pero ahora los protocolos de seguridad incluyen más distancia y mayores tiempos, lo que hace que sea algo inferior a la habitual. Incluso hemos empezado quirófanos de tarde para bajar lista de espera. En atención primaria sí hay mayor saturación, ya que el seguimiento de casos covid y de sus contactos ocupa mucho tiempo. Es algo que tienen que entender los usuarios ya que la accesibilidad en atención primaria es más baja, pero se trabaja mucho para que no se deje de atender a ningún paciente, ya sea presencialmente o de manera telefónica o telemática en función de la necesidad.

P: El puesto de gerente del Área de Salud IX es de gran responsabilidad, ¿está percibiendo una presión extra con la pandemia? En caso afirmativo, ¿cómo la soporta? ¿Cómo es su día a día en su puesto de trabajo?

R: Llevo muchos años en esto y me ha pasado de todo. Estoy acostumbrado. Nuestra profesión tiene muchos contrastes pero es la que me gusta y la que he elegido. A veces nos critican ‘a muerte’ y de manera muy desagradable y otras nos alaban. Somos un equipo directivo, no yo solo, y sí es cierto que tenemos que lidiar con todo el descontento de las personas, trabajadores y usuarios, y está pandemia está creando mucha tensión en ambos colectivos que siempre tratamos de paliar con soluciones, diálogo y consenso. Nuestro día a día es muy movido, con muchas reuniones con profesionales, usurarios, los representantes sindicales, ayuntamientos, etc., y después tenemos que tener aún tiempo para pensar y planificar como hacer las cosas. Además, ahora tenemos que analizar los casos de covid a diario y contactar con empresas si es necesario. Soportamos muchas presiones, pero va en el cargo y lo asumimos con buen talante en la mayoría de los casos, aunque a veces recibimos ataques personales o injustos que, por supuesto, nos afectan.

P: Finalmente, ¿qué le recomendaría a la población de Cieza para evitar el aumento de contagios?

R: Que sigan las recomendaciones de protección de uso de mascarillas, de distancia social y lavado de manos y que tengan especial cuidado en lugares cerrados. Es difícil pedirles a las personas que no se reúnan con la familia y amigos, pero en esta situación de transmisión tan alta, donde la posibilidad de que alguno haya tenido un contacto con un contagiado es elevada, es lo más recomendable.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario