El Ayuntamiento y Aguas de Cieza presentan un protocolo para controlar los vertidos

   Imagen de Cieza.es

Este protocolo, presentado por el concejal Antonio Moya y el gerente de Aguas de Cieza de control de vertidos, aunque ya se venían realizando analíticas y pruebas con anterioridad, nunca se había establecido, y por consiguiente nunca hasta ahora había contado el Ayuntamiento con esta herramienta. Un protocolo con el que se pretende garantizar el cumplimiento de la normativa ambiental de aplicación en materia de vertidos

Crónicas de Siyâsa/Cieza.es

Dicha normativa se basa en el Decreto 16/1999, de 22 de abril, de vertidos de aguas residuales industriales al alcantarillado y Ordenanza reguladora del uso y vertido de aguas residuales a la red de alcantarillado (BORM de 15 octubre de 2015).

Lo que se pretende con el siguiente protocolo es coordinar las acciones de seguimiento del cumplimiento de las obligaciones en materia de vertido de aguas residuales de las empresas y actividades del municipio de Cieza y facilitar la información necesaria sobre las acciones adecuadas que deban llevar a cabo los empresarios para garantizar su cumplimiento, no teniendo como fin el interés recaudatorio, como van a comprobar en el desarrollo del mismo, sino el de informar y acompañar a las empresas en el camino para la adecuación a la normativa medioambiental que le es de aplicación en este ámbito.

Por lo que esta acción se sumará a otras que desde el Ayuntamiento se están llevando a cabo para mitigar problemas ambientales, asociados a deficiencias en infraestructuras y que generan problemas a la población en determinadas épocas del año y en determinados barrios.

Esquemáticamente y a través de un programa desarrollado conjuntamente con la empresa Aguas de Cieza, el Protocolo a seguir para el Control de Vertidos, incluirá una identificación de los «Conflictivos» según histórico de analíticas (es evidente que existen empresas que por la propia actividad que desarrollan, son mas propicias a que se les haga un mayor seguimiento al objeto, como antes comentábamos, de coordinar sus obligaciones en materia de vertidos de aguas residuales).

Una vez realizada esta identificación, se procederá a un Replanteo de muestreo a ‘Conflictivos’, y se llevara a cabo una analítica que llamamos de ‘confirmación’.

Realizada esta confirmación de muestras con incumplimiento de parámetros, se notificaría este hecho junto con la tendencia histórica al interesado, por parte de la empresa Aguas de Cieza.

Una vez que se haga entrega de este trabajo por parte de Aguas de Cieza, se emitirá la correspondiente notificación municipal, recordando a los industriales sus obligaciones en materia de vertidos, e informándoles sobre la realización de próximas analíticas para comprobar que han llevado a cabo los ajustes necesarios en sus instalaciones, al objeto de ajustar sus vertidos a la normativa.

Se procedería a una nueva toma de muestras a esas empresas a las que se había muestreado según el punto 2º, y que daban parámetros fuera de los rangos establecidos, y comprobar que han realizado sus correcciones en cuanto a sus obligaciones en materia de vertidos de aguas residuales.

Por último, si el resultado de las analíticas del apartado 5º no es el correcto, se notificaría por parte del Ayuntamiento el procedimiento de realizar un control en fechas próximas, esta ya, levantándose acta por parte de un funcionario municipal y siguiendo el procedimiento establecido para inspecciones, pudiendo acabar, esta vez ya si, con el correspondiente procedimiento sancionador. Este Protocolo ha sido consensuado con la empresa Aguas de Cieza.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario