Alumnos de Investigación del IES Diego Tortosa visitan los vestigios de la fábrica de conservas Guirao

El proyecto educativo de investigación ‘Ruta de Arqueología Industrial y Comercial de Cieza’ potencia el conocimiento patrimonial e histórico entre los jóvenes

Crónicas de Siyâsa

Con motivo del proyecto educativo de investigación ‘Ruta de Arqueología Industrial y Comercial de Cieza’, que se está desarrollando en el IES Diego Tortosa, el profesor de Tecnología Pascual Santos López está impartiendo algunas clases al aire libre a sus alumnos de 2º F ESO de la materia de Iniciación a la Investigación, visitando los vestigios de antiguas fábricas y comercios que todavía perduran en nuestra ciudad. En estas visitas los alumnos ven de primera mano las ruinas o restos de arqueología industrial, toman fotos y graban vídeos que posteriormente subirán a la aplicación Google Earth donde se está realizando el proyecto.

En esta ocasión le ha tocado el turno a los restos de la fábrica de conservas que la empresa Guirao Hermanos y Compañía tenía al lado de la estación de ferrocarril de Cieza, donde todavía se conserva la chimenea que el Ayuntamiento tiene catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC). El lunes 19 de abril los alumnos visitaron estos vestigios con su profesor Pascual Santos, el profesor en prácticas Manuel Piñera y los investigadores del Centro de Estudios Históricos Fray Pasqual Salmerón Joaquín Gómez Carrillo y Manuela Caballero.

Joaquín Gómez, que trabajó en su juventud en la fábrica, explicó a los alumnos donde se encontraban situadas las distintas dependencias de la fábrica: oficinas, almacenes, naves de producción, maquinaria de selección y corte del albaricoque, envasado de los frutos y sala de calderas. Señaló los restos del pavimento adoquinado original de las calles de la fábrica y explicó de manera didáctica las conducciones de salida de humos de la caldera hasta la chimenea, que todavía se conservan. Contó algunas anécdotas y matizó que en temporada trabajaban más de 300 mujeres en aquella factoría.

Por otra parte, lamentó el estado en que se encontraba el lugar, los numerosos vertidos incontrolados de escombros que existen en la actualidad y señaló las grietas de la chimenea, resaltando la importancia de conservar estos vestigios de arqueología industrial, que podían ser una fuente de ingresos para el municipio como visitas de turismo cultural y animó a los jóvenes a ejercer su derecho de ciudadanos responsables, denunciando esos vertidos incontrolados con una simple llamada al Ayuntamiento de Cieza.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario