Las recetas: ¿Cómo cocinar CARACOLES CHUPAEROS?

Imagen de Región de Murcia Digital

Todas las semanas podréis averiguar cómo se elaboran las más célebres recetas cocinadas en los fogones ciezanos

Crónicas de Siyâsa

Las cocinas ciezanas han hervido durante generaciones con nuestras recetas tradicionales. Muchos estómagos se han llenado con ingredientes de la tierra cocinados con maestría e ingenio por las manos de nuestros antepasados.

Esta es caracoles chupaeros. Estos moluscos son muy apreciados en Cieza y constituyen un ingrediente imprescindible de los menús de verano en los distintos bares y restaurantes de la localidad.

El origen de la receta de los caracoles chupaeros en salsa no se sabe con certeza, pues los ancianos más longevos de esta ciudad recuerdan que sus madres y abuelas ya preparaban este plato en sus casas y que en las antiguas tabernas de la localidad también formaba parte del menú.

Actualmente este plato forma parte de los tradicionales guisos de verano, frecuentes en todos los bares del municipio en cuanto llega el calor.

 

Ingredientes para 4 comensales

500 g. de caracoles de campo
1 tomate maduro
1 pimiento verde
Perejil y sal
1 puñado de cominos
1 puñado de almendras
1 chorro de aceite de oliva
Guindillas al gusto

Modo de Elaboración

Paso1: Limpiar los caracoles

A la hora de preparar este plato de los caracoles ‘chupaeros’ se deben tener, primeramente, los caracoles en ayunas entre tres y cuatro días, para posteriormente lavarlos con abundante agua y sal varias veces para que suelten toda la baba.

Paso 2: Guisar los caracoles

Seguidamente, para la elaboración de este guiso se deben cocer los caracoles en una olla con pimiento, tomate, sal y aceite de oliva durante un tiempo de entre 45 y 50 minutos, retirando la espuma que se genera al hervir.

Paso 3: Elaborar el ‘picadillo’

El toque maestro para que este plato triunfe está en la elaboración del llamado ‘picadillo’ que, como es natural, cada cocinero/a tiene su secreto personal, pero básicamente consiste en lo siguiente: en un mortero se colocan el tomate y el pimiento, hervidos anteriormente, junto con un poco de comino, perejil, algunas almendras y un poco de sal. Se tritura todo hasta que quede picado menudo (de ahí el nombre de picadillo).

Paso 4: El toque final

Una vez realizado se introduce todo en la olla, a la que se añaden unas guindillas picantes a gusto del consumidor. Se rectifica de sal y se deja a fuego lento unos 15 minutos.

Conviene tener cuidado porque mucho tiempo en el fuego hará que el caracol se consuma y no quede en condiciones óptimas, ya que este debe tener prácticamente el mismo grosor que cuando estaban vivos.

Presentación en mesa y acompañamiento

Los caracoles ‘chupaeros’ han de servirse calientes en la mesa, en una cazuela de barro por comensal y acompañados de un chorro de limón y una jarra de cerveza fría, por ser un plato típico de época estival. Para aquellos caracoles que se han quedado dentro del cascarón, siempre nos queda el recurso de los «palillos», para que no escapen a nuestro apetito.

Variantes gastronómicas

Los caracoles ‘chupaeros’ presentan una variante también muy apreciada por los ciezanos, se trata de los caracoles ‘chupaeros’ fritos con tomate.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario